Supersticiones, por Belu Mare

Diseño sin título (6)

Ustedes, ¿creen o no creen? ¿Tienen alguna? Escriban abajo así leemos.

El otro día leyendo cosas por la web me encontré con un listado de supersticiones y me colgué mal. Algunas no las conocía porque son de otras culturas y acá no tienen mucho que ver, otras son las más comunes por la vuelta.

No soy una persona de supersticiones aunque si veo una escalera nunca paso por debajo, por las dudas viste. Jaja. También prefiero evitar romper un espejo o poner el bolso arriba de la mesa o barrer los pies y sacar la suerte. Jaja. Pero no soy tan perseguida. ¿O sí? Ahora lo estoy dudando.

Con ustedes voy a compartir algunas de estas supersticiones (que también con mitos) que anduve leyendo por ahí.

  • No usar ropa negra

YO ACA ESTOY EN EL HORNO porque es lo que más uso. Mi ropero es ropa negra y blanca, pero negra la mayoría de veces. Se dice que la ropa negra se usa en un velorio o cuando alguien está de luto por la muerte de una persona cercana. Entonces si elegís usar esta ropa en otro momento supuestamente vas a atraer los malos augurios e incluso la muerte.

Para mi bastante extremo, ¿no? Por suerte no vivo en una cultura donde creen eso porque debería usar otro color y no, eso no sucederá.

Leí una anécdota sobre esta superstición: Gabriel García Márquez al revivir el premio nobel de literatura en 1982, no respeto el código de vestimenta porque era todo de negro y recibió el premio todo vestido de blanco.

  • No barrer los pies

Esta es la que yo respeto. Yo creo que si barres los pies, limpias la suerte, pero hay varios mitos en base a eso.

Depende el país y depende la cultura, como todo, dicen que hay que evitar barrer los pies y más que nada si es de una mujer (esto no lo creo por fa vor). El mito popular, el más conocido, el que yo les digo que respeto, es el de la suerte. Pero en otros lados se le suma que si le barres los pies a una mujer le quitas toda chance de casarse (¿?) o de conseguir un hombre. También agregan que te vas a casar con un viejo o un viudo (que en caso de ser así no entiendo que tiene de malo si te enamoras) (¿?).

Y ¿con que se asocia esto? Con las brujas y las escobas.

  • El lobizón

Este tiene peso en argentina y Paraguay y su origen es guaraní.

Yo no tenía idea de esto pero cuando lo leí quede intrigada mal.

Dicen que el séptimo hijo varón se convierte en el lobizón. El séptimo hijo de siete varones, si tenes una nena no pasa nada, quédate tranqui vos embarazada del séptimo que estás leyendo esto. Así que tienen que ser todos varones. El lobizón es una bestia mitad hombre, mitad lobo. Y cuando hay noche de luna llena, los días martes o viernes (tranquilos, hay días para esto) sale a comer y genera masacres. A esto se le suma que come caca de animales de granja y hay una variante católica que dice que también devora bebe que nos están bautizados. OK.

Aunque sea difícil de creer, esta maldición llevaba a muchos matrimonios a matar a sus séptimos hijos. Entonces desde el siglo XIX, estos bebes son apadrinados por el presidente de la república, por ley. Si por ley.

  • Las uvas de la suerte

En Uruguay este es un clásico de fin de año.

Es más yo una vez lo probé pero era con pasas de uva.

Este mito viene de España. Se dice que a las 0 horas del 1 de enero se comen 12 uvas y así vas a tener suerte todo el año.

La teoría que da vuelta en esta superstición es que esa fruta era muy difícil de conseguir en esa época del año, entonces quien la comía marcaba un estatus social diferente.

  • No dejar dinero en el piso

Se dice que si dejas el bolso, billetera, o algo que tenga dinero en el piso, eso hará que pierdas tu fortuna. ¿Por qué? Porque apoyar algo en el suelo es no darle el valor que realmente tiene. Así que cuidado cuando invitan gente a sus casas y comen en el piso o se sientan ahí, no les están dando el valor que se merecen. Por eso yo siempre me siento en el piso y ellos en el sillón. Ténganlo en cuenta.

Yo tengo mi propia creencia que, porque no, puede ser una variante de esta y es – no apoyar el bolso, cartera o lo que uses arriba de una mesa – siempre creí que eso traía la desgracia. Tómalo o déjalo. Este mito es por belumare.

Para sumarle lo positivo a este mito, te cuento que regalarle una billetera o una cartera a alguien, siempre se debe incluir un billete para asegurar la fortuna de su portador.

  • El chupacabras

Este acá es conocido. Hasta hay gente que tiene de apodo chupacabras.

Lo llaman ‘ser casi mitológico’ y es supuestamente visto por toda América. Este querido chupacabras, ataca a los animales de granja por la noche y les succiona toda la sangre.

La existencia de este bichito se remonta a un libro de 1823 llamado – Journey to the Polar Sea – de Sir John Franklin que cuenta sobre los sonidos del chupacabras y el lamento de los espíritus victimas de él.

Quiero saber en qué creen ustedes.

También sumen alguna superstición, mito o leyenda más.

Yo me voy a poner a buscar más así seguimos investigando sobre esto.

 

Comentarios