Mujeres de viaje: Vilcabamba

Diseño sin título-134

Conocido como el valle de la longevidad, Vilcabamba es un pueblo ubicado al sur de Ecuador, en el cantón Loja. Con una altura de 1700 metros sobre el nivel del mar y rodeado de montañas, esconde un gran misterio: la fuente de la juventud.

El clima es primaveral todo el año, aunque algo lluvioso y posee un par de ríos que caen desde las montañas. Al visitar el pueblo se puede ver que su población es escasa, pero es conocida porque abundan las personas de más de cien años de edad. Esto lo convierte en un lugar casi sagrado.

Caminando por sus calles, Vilcabamba posee una infraestructura parecida a cualquier ciudad del interior de Uruguay. Hay una plaza central con una iglesia protagonista y sus habitantes andan tranquilos por doquier. Lo que la diferencia de otros lugares es que le llaman “la isla de inmunidad para las enfermedades del corazón”. La costumbre es alimentarse de lo que provee la tierra, allí comen mucha fruta y verdura y beben el agua de sus vertientes que contiene minerales como el magnesio, que ayuda a quemar grasas y prevenir enfermedades propias de la tercera edad.

Diseño sin título-135

Las construcciones son casi todas antiguas casitas de estilo colonial y la población es tanto indígena como provenientes de Europa y otros continentes, turistas que lo eligen como su nuevo hogar.

Al adentrarse en la montaña, uno descubre las comunidades escondidas entre la vegetación. Artesanos indígenas y otros de piel blanca y ojos claros que duermen en casitas de barro o de madera a la orilla del río. Es recomendable llevar una botella de agua y llenarla con el agua del manantial para ir tomando en el camino.

Diseño sin título-136

En el pueblo se puede disfrutar de las artesanías de tejido coloridas y de la fascinante comida ecuatoriana. Hay casas de té decoradas con estilo romántico hippie y restoranes poco lujosos, pero con una cocina muy sabrosa y típica del lugar. Si uno viaja a Ecuador, es un lugar imperdible y de fácil acceso en bus.

Comentarios