Mujeres de película: Mary

Diseño sin título-90

Mary nació en la India, pero sus raíces son británicas. Su joven vida tendrá un profundo cambio tras quedar huérfana, ya que deberá viajar a Inglaterra para vivir en una antigua mansión junto a un tío que jamás conoció.

Diseño sin título-91

Una vez allí, Mary experimenta varios descubrimientos. Entre ellos, a un primo de su edad que no puede caminar y un gran jardín abandonado que se convierte en su hogar y en su refugio.

Siento la necesidad de dar las gracias con alegría.

Gracias a ese espacio natural los pensamientos de Mary empiezan a modificarse. Pasan de la tristeza a la esperanza y a la alegría. Lo mejor es que contagia de todo ese optimismo a su primo, que es una persona con muchos temores.

Creo que hay magia en todo lo que nos rodea.

Muchas veces ciertos espacios nos brindan una energía especial. Cuando entramos a un lugar, este puede causarnos determinadas sensaciones. El jardín era un lugar mágico para ella, porque una vez adentro los niños sentían que estaban separados del resto del mundo y acompañados entre sí. Los miedos de su primo, causados principalmente por el tío de Mary, se fueron diluyendo, porque fue absorbiendo todo lo bueno y positivo del jardín y de la presencia de ella. Poco a poco su vínculo fue creciendo y profundizándose y junto a este el jardín embelleció.

Donde haya una rosa, no crecerán villanos.

Si una mujer quiere evolucionar y sentirse mejor, debe empezar por no permitir que penetren ciertos pensamientos tristes o negativos. Y si pasa, es peligroso que se alojen por mucho tiempo, casi como un virus que destruye nuestro organismo. Por eso hay que tratar de que la razón capte que hay que expulsar algunos pensamientos de nuestro ser. Como Mary, que entendió que ese jardín no solo le haría bien a su mente, sino a la de su primo también.

Una de las cosas más extrañas de la vida es que sólo muy de vez en cuando se siente la impresión de que se vivirá para siempre.

Diseño sin título-92

El jardín secreto, 1993.

Comentarios