MUJERES DE MONTEVIDEO: STEFANIE

Diseño sin título-43

“La huerta orgánica la comenzamos este año junto a mi hermana. Si bien ya habíamos empezado probando en mi casa, nos jugamos un poco más. Quisimos demostrarle a la gente que sí se puede plantar en espacios reducidos con bidones, botellas o macetas.
Vimos la necesidad porque al tener niños chicos queríamos empezar a consumir tomates orgánicos y arrancamos por ese lado, luego para animar a los demás a tener más verde en las casas.
Todo es de una huerta orgánica en Toledo, hay desde hierbas aromáticas hasta morrones, frutillas, melón y zapallitos. Tenemos mucha variedad. En general la gente lleva más las aromáticas, por espacio, pero queremos que se empiece a generalizar el consumo de las verduras y frutas también.
Recuerdo que la primera vez que fuimos a la huerta teníamos miedo a traer una docena de cada planta, porque no sabíamos si iba a funcionar, y cuando quisimos acordar estábamos volviendo y comprando en más cantidad. Ahora es al revés, tenemos miedo de que lo que traemos sea poco.
La idea es que esto siga creciendo. Tenemos una cuenta de Instagram que es @organicsisters.
Además trabajo en un horario de oficina y si bien esto es secundario estaría bueno que sea mi trabajo principal y que me lleve a crecer personalmente además de profesionalmente. Vemos la repercusión positiva ya que la gente se anima y se la va jugando cada vez más. Tengo un hijo de cinco años y es gracioso ver que cuando vamos en el auto repartiendo pedidos, él le da un beso a cada plantín antes de entregarlo”.

Comentarios