MUJERES DE MONTEVIDEO: SILVIA

Diseño sin título-4

“Nací dentro de una peluquería, pero mi intención no era ser peluquera. Con mi mamá vivimos en Argentina muchos años, ella fue una pionera como emprendedora mujer allá, emprendió solita el negocio de la peluquería y de a poco fue sumando sucursales y yo aprendí mucho de ella.

En mi juventud trabajé en Argentina como gerente administrativa de una editorial, luego en un estudio contable hasta que un día quise tener un emprendimiento y tendí hacia lo que siempre hizo mi madre. Sé que la tranquilidad la lleva uno adentro, pero en busca de ella fue que puse una peluquería en Montevideo y antes de la crisis de 2002 me vine.

Hace ya veinte años que me mudé con mi hija chica y luego tuve otra hija acá.
Al principio manejaba los números, era lo que sabía hacer, pero luego fui cubriendo otros espacios cuando faltaba personal. Así que hoy en día puedo decir que soy peluquera.

Tengo clientela fija y otra variable, que cambia de acuerdo a la vida de cada persona. Las clientas van creciendo y se mudan de barrio. Hay chicas que conozco desde niñas y luego de veinte años las veo madres.

Mi hija mayor de 25 años, que se recibió en negocios internacionales y trabaja, me ayuda en todo lo que es redes sociales, que a mi edad me cuesta más manejar. Mi otra hija tiene 16 años y todavía está en el secundario.

Creo que todos los países pasan momentos de crisis, el tema es tratar de mantenerse y no delirarse demasiado. Tuve años que estuvimos muy de moda, otros menos, aunque las clientas fieles se siguen manteniendo. Me encanta Montevideo aunque no dejo de ir a Argentina a visitar a mi mamá”.

Comentarios