Mujeres de Montevideo: Eva

Diseño sin título-51
“Comencé mi emprendimiento de casualidad. Tenía veinte años e iba a anotarme en facultad de odontología para ser laboratorista. Por las dudas y por si perdía el examen de ingreso y para no perder ese año, quise anotarme en algún curso de la UTU.
Recuerdo que llegué a la UTU, miré la pizarra y me llamó la atención entre muchos talleres, el de joyería. Me anoté para ver qué tal era. Finalmente perdí el examen de ingreso a la facultad de odontología y entonces entré en la UTU, hice el primer año y me encantó.
Finalicé los tres años de joyería y me puse a trabajar. Recorrí diferentes lugares, ferias nacionales e internacionales, trabajaba en casa también, hasta que ingresé en el Mercado de los artesanos. Hace un tiempo que estoy realizando una línea más en serie, aunque hago trabajos creativos a pedido también.
Mis primeros trabajos fueron en plata, pero luego de la crisis de 2002 cambié a alpaca. Ahora trabajo varios metales, plata nuevamente, sigo con alpaca, bronce y cobre.
Algo curioso es que tendía a crear piezas divinas y guardármelas para mí. Era un celo que tenía por mis creaciones más lindas. Me di cuenta que debía desprenderme para mostrar y vender. Creo que a los artesanos nos cuesta mucho esto. Cuando alguien reconoce una pieza que hizo un artesano, dice que eso es de ese artesano, pero en realidad ya no pertenece al artista sino que es de quien lo lleva puesto. Durante el camino he creado alianzas matrimoniales con distintos símbolos en grabado y guardo varias fotografías de experiencias especiales, como reformas de objetos antiguos, tocados diferentes y otros trabajos que fui realizando a pedido. Mi marca lleva mi nombre, Eva Fain”.
Comentarios