Luna Nueva en Aries: Atreverse al Cambio

Diseño sin título (87)

Ayer en la noche se forma la Luna Nueva en Aries 2018, primer Lunación del Año Astrológico, y la energía presente es la de inicio, cambio, renovación. El Sol y la Luna se encuentran en el Cielo bajo el grado 26º de Aries, en conjunción a Urano, que pronto entra en Tauro. Además, Mercurio hoy finaliza su fase retrógrada y comienza avanzar directamente en Aries. Así, con todo este cúmulo de energía, el Cielo nos regala tiempo para animarnos a dar vida a un nuevo ciclo vital. Vibra fuerte el poder de voluntad y el contacto con el auténtico deseo que pide una re-evolución. Es tiempo de avanzar, con fuerza, coraje y confianza, hacia la manifestación de una nueva versión del Yo. Es tiempo de atrevernos al cambio. Y el tiempo es Ahora.

unnamed (2)

Ayer en la noche se forma la Luna Nueva en Aries 2018 , con el Sol y la Luna unidos y fusionados para engendrar un nuevo proceso. La esencial energía de toda Luna Nueva en Aries es la de puro inicio, renovación y renacimiento, y particularmente este año ese inicio tiene una tonalidad de re-evolución, porque la Luna Nueva se forma junto a Urano.

Por eso, ahora más que nunca es momento de inyectar atención y energía en esa llama, la sabiduría del propio instinto, que ya está encendida adentro nuestro, y que es fuerza, deseo, coraje, potencia y confianza para atrevernos a impulsar una revolución interna que permita una renovación del Yo.

Luna Nueva en Aries 2018 : En Conjunción a Urano

Cada Lunación tiene sus propias características y dura entre 28 y 29 días, ciclo que comienza con cada Luna Nueva. Esto ocurre cada vez que el Sol y la Luna se encuentran en el Cielo en el mismo punto matemático respecto a la Tierra, formando la conjunción. La Lunación de Aries, que estamos a punto de iniciar, es la primer Lunación del año astrológico, por eso es puro inicio, puro impulso, puro poder creador de lo nuevo.

En el momento en que el Sol y la Luna se unen en el Cielo se produce una gestación del nuevo proceso. Es momento de siembra, y si nos alineamos con la energía presente tenemos la oportunidad de surfear la ola del Cielo y participar del nuevo proceso activamente, para hacer que la energía del momento trabaje a favor nuestro.

Entonces… La energía de toda Luna Nueva vibra inicio, y Aries es la primera fase de este sistema circular que llamamos Zodíaco. Aries es inicio, el movimiento de manifestación del nuevo proceso, la impulsividad, el desequilibrio, la inestabilidad que da lugar a la creación, así como el deseo instintivo de conseguir la propia identidad, crear el Yo en todo momento y en todo lugar.

Cuando el Sol entró en Aries te conté que este tránsito nos invita a crear Conciencia sobre la sabiduría del instinto, y sobre la posibilidad de darnos nueva luz, abriendo una nueva oportunidad de creación del Yo.

Esta Luna Nueva se forma son el Sol y la Luna bajo el grado 26º de Aries, al lado de Urano, que pronto dejará el signo de fuego para entrar en Tauro. Esta conjunción  acelera los tiempos y también los deseos de renovación y creación de lo nuevo, y se hará notar a lo largo de todo el ciclo, regalándonos un gran caudal de potencia para impulsar eso que hoy queremos verdaderamente emprender para sentir la evolución del Yo, o mejor dicho, la Re-Evolución del Yo. 

Urano es el planeta que simboliza la necesidad de ir más allá de lo conocido, la necesidad de diferenciarse y de innovar en la propia vida. Por eso, esta Lunación de Aries nos abre a cultivar una tendencia progresista con nosotros mismos, animándonos a enfrentarnos con nuestras propias creencias e ir más allá de lo establecido por nuestras costumbres mentales.

Dicho de otra manera, esta Luna Nueva en Aries junto a Urano nos genera una gran potencia para atrevernos al cambio, rebelándonos frente a nuestros propios ideales y creencias para sembrar una Re- Evolución del Yo. Por eso, es posible que estemos comenzando a observarnos bajo una mirada nueva, un enfoque innovador.

Urano nos pide liberación, y desde Aries esa liberación es del Yo y de viejas ideas que ya no calzan con nuestra realidad presente. Así, esta Lunación nos irradia potencia para activar un cambio de ideología respecto a la concepción del Yo, de nuestras necesidades y deseos, y engendrar una renovación que es Re-Evolución.

Además, Mercurio hoy concluye su fase de retrogradación y se activa en Aries generando una dosis mayor de cambio e impulso para el avance, fuerza para la toma de decisiones, y una necesidad de autoafirmación que brota con un concepto renovado del Yo. Nuevos deseos, nuevas necesidades, y un instinto renovado que nos mueve a conquistar nuevas ideas que significan una superación de nosotros mismos.

Es por eso que es fundamental entrar en contacto consciente con el propio deseo que aquí y ahora se revela desde lo más auténtico de nosotros mismos, lo más verdadero y evolutivo de nuestro Ser, la sabiduría del instinto que nos guía hacia nuevas oportunidades de autorrealización. Es tiempo de alimentar la conciencia del amor al Yo y conectar con la impulsividad, trascendiendo la posibilidad de fracaso, y entendiendo que la razón de la existencia del Ser Humano es la superación de nosotros mismos.

Es tiempo de manifestar lo nuevo y avanzar en conexión con el instinto para dar a luz a una nueva dimensión de nuestra experiencia. Es tiempo de crear conscientemente la Re-Evolución del Yo.

Esta Luna Nueva en Aries 2018 nos lleva hacia las zonas de más alto poder creador. La oportunidad es conectar verdaderamente con nuestro impulso de empezar, tomar forma, involucrarse en la materialización de lo nuevo, lo que hasta puede ser que nunca hayamos imaginado desear para nuestra vida y hoy sí. A partir de ello, se activa nuestro impulso de crear, nuestra propia capacidad de generar eso que especialmente queremos que sea parte de nuestra vida, porque ahora significa autorrealización.

Hay una creación espiritual que hoy se ilumina, y se dejará ver cada vez más a medida que la Luna crezca en Luz durante todo el proceso de Lunación de Aries 2018.

El Plenilunio del ciclo se formará con el Sol en Tauro y la Luna Llena en Escorpio, su signo opuesto, durante la noche del 29 y 30 de Abril 2018, que es la Luna de Vesak, la Luna de Buda, la Luna Llena más sagrada del año.

Por todo esto, por lo que se viene y por mucho más, es tiempo de atreverse al cambio.

¡Feliz Luna Nueva!

Comentarios