Luna Llena en Libra: La Luna de Pascuas

Diseño sin título (68)

En estos días sagrados y santos para varias tradiciones espirituales, primer Luna Llena del año astrológico, el Sol y la Luna se oponen generando la propia intensidad de todo Plenilunio. Durante la noche de hoy seguiremos vibrando la Luna Llena en Libra 2018, que nos dejará ver que toda relación es una oportunidad de sabiduría, conciencia y evolución.

Esta Luna Llena santa nos trae luz para asimilar un nuevo nivel evolutivo en materia vincular, sintiendo el Yo y el Otro, que se mezclan formando el Nosotros. Tiempo de tomar acción y decisiones en pos de un nuevo modo de relacionarnos o bien un nuevo vínculo que nace. Tiempo de acreditar lo que deseamos, de poner en el centro nuestra intención y compartirnos con el Otro desde ese lugar. Tiempo de autoafirmarnos desde el centro, tomar poder y confianza para crear vínculos sanos y formar así una relación evolutiva que permita el desarrollo del Ser.

El sábado 31 de Marzo se formo el primer Plenilunio del nuevo año astrológico, con el Sol en Aries y la Luna en el signo opuesto, Libra, formando la Luna Llena en Libra 2018.

El planetas que rige Libra es Venus, y justo al momento de formarse la Luna Llena, Venus entró en Tauro, signo de Tierra al que también rige, dando un fuerza especialmente poderosa de concreción y de capacidad para dar estructura segura y estable a lo nuevo que nace en materia vincular.

Siempre durante la fase de Luna Llena, las aguas del Planeta se agitan, y adentro nuestro también se agitan nuestras aguas (¡y somos 70% agua!). Nuestras aguas son las emociones que fluyen por la sangre. Así, cuando nuestras emociones se agitan, puede crecer la tensión interna, pero precisamente es a través de esta intensidad emocional que podemos vislumbrar lo nuevo, crear nueva luz para iluminar lo que hasta ahora estaba en sombra, en la oscuridad del inconsciente.

En Luna Llena brota a la Conciencia algo nuevo y, en el Plenilunio Aries – Libra, este despertar es para elegir una nueva integración del Yo y el Otro, y formar un nuevo Nosotros. La temática central de la Luna Llena en Libra es la capacidad de accionar en pos de hacer evolucionar nuestra forma vincular, y este año ese poder de acción se nutre del elemento Tierra, que nos trae lo tangible, lo concreto, muchísima productividad y capacidad de manifestar tangiblemente el deseo de vernos en relación estable, disfrutable, valorando lo duradero y placentero, la simpleza de lo concreto, lo práctico y lo sostenible.

Además, en esta Luna Llena en Libra 2018, Marte está unido a Saturno en Capricornio, otro signo de Tierra, y este emplazamiento nos genera un deseo mayor de estabilidad, así como también un poderosa confianza para construir un nuevo modelo, una nueva forma relacional que significa madurez y logro, un crecimiento tangible en nuestra propia forma de vincularnos con nosotros mismos, el otro y el mundo.

El Cielo vibra la intensidad más fuerte del mes, y la gran oportunidad es iluminar aquellos deseos y sentimientos que brotan con fuerza para marcarnos un camino de crecimiento consciente en materia de relaciones. Tiempo de tomar acción y decisiones, y detenernos para observar un nuevo vínculo (o un nuevo modo) que nace. Tiempo de acreditar lo que deseamos, de movernos y trabajar para concretarlo. Tiempo de autoafirmarnos, de tomar poder y confianza para crear vínculos sanos, prácticos, estables y disfrutables. Tiempo de producir un Nosotros evolucionado.

El Sol en Aries, la Luna Llena en Libra 2018 y Venus en Tauro

Cuando el Sol transita por Aries, primer signo del Zodíaco, en nosotros mismos se presenta la necesidad de una renovación, un crecimiento para la superación de nosotros mismos. Por eso, durante el tránsito del Sol en Aries es vital que podamos conectar conscientemente con las necesidades del Yo individual, lo que precisamos aquí y ahora para renacer, darnos nueva luz.

Crear una renovación del Yo requiere coraje, valentía y una conexión plena con la voz de nuestro espíritu. El Sol en Aries nos ilumina en este sentido para entrar en contacto con la voz de nuestra intuición y permitir iniciar aquello que deseamos crear para realmente superar quienes estamos siendo.

Por su parte, Libra es la Conciencia del vínculo, la relación de lo uno y lo otro, la integración de los opuestos complementarios para crear balance, armonía, unión, alquimia. Por eso, cuando la Luna Llena se forma en el eje Aries – Libra, vibra muy fuerte la Conciencia de los vínculos íntimos, la relación del Yo y el Nosotros.

En Luna Llena, el Sol ilumina plenamente a la Luna, y en este caso sucede bajo el signo de Libra, regido por Venus, que al momento de la Luna Llena entró en Tauro, todavía estando en conjunción con Urano. Desde allí, Venus alimenta el poder de esta Luna Llena aportando la Conciencia de Tauro.

Tauro nos une íntimamente con nuestra fuente de placer para la creación de vida. Y para sentir placer hay que percibir el presente, porque el disfrute únicamente ocurre en el aquí y ahora. Tauro es, precisamente, conciencia del presente, el aquí y ahora. Tauro irradia percepción concreta y poderosa de lo que significa para cada uno goce y disfrute de los placeres con seguridad.

Así, esta Luna Llena en Libra 2018 se alimenta de la luz de Tauro, y el Cielo nos invita a integrar la comprensión de la naturaleza de los vínculos que producen vida, estabilidad, sensaciones placenteras, contemplar cómo somos cuando verdaderamente nos valoramos y nos damos lo que merecemos, nos permitimos la  abundancia, el disfrute y la producción de los vínculos que necesitamos para ser felices y plenos.

Esta Luna Llena en Libra 2018, con Venus en Tauro y muy cerquita de Urano, nos trae la posibilidad de abrirnos a un cambio de enfoque, de mirada, un cambio de observación de lo que hoy realmente significa disfrute al momento de relacionarnos con el Otro. Anclar nuestra Conciencia en el presente, en el cuerpo y en la percepción de los placeres, nos permitirá conectar con ese cambio que ya está apareciendo, esa nueva forma vincular que esta naciendo. Para ello, es necesario tomar responsabilidad de que somos un cuerpo también (no solo mente, no solo emociones), y el cuerpo necesita sentir placer y abundancia.

De esta manera, este es un tiempo para crecer desde el interior y crear un desarrollo verdadero en la relación con nosotros mismos, el otro y el mundo que nos rodea.

La Luna Llena en Libra 2018 nos trae la oportunidad de observar y comprender lo que necesitamos sentir para producir relaciones vitales, sanas, productivas y estables. Ser la mejor versión de nosotros mismos, darnos placeres, saber que merecemos plenitud, nos permite brindarnos y ponernos al servicio de nuestro desarrollo, liderar nuestra propia creatividad y productividad en materia vincular. Solo así podemos verdaderamente colaborar con el crecimiento del otro, para así construir un Nosotros poderoso, creativo, evolutivo, productor de vida en el mundo.

La confianza personal se transfiere a los vínculos, y por eso ahora el Cielo nos impulsa a que tomemos Conciencia de lo que necesitamos a nivel físico para producir un Nosotros de pura vida.

Toda relación es una oportunidad de sabiduría y conciencia. Amar el Nosotros significa abrir verdaderamente el corazón y la sensibilidad a las propias y auténticas necesidades del Alma y el Cuerpo, para no vivir escindidos sino en integración interna, en Paz, en plenitud. Así, podremos compartir verdaderamente nuestro corazón con los demás para evolucionar juntos.

Feliz Luna Llena!

Comentarios