Receta heredada: Frappuccino, por Mery Bernardi

Diseño sin título (64)

Desde hace años soy fanática del café en todas sus presentaciones y formas:  negro, cortado, capuccino, en postres, bombones, helados, entre otros. El frappuccino es una versión de esta bebida tan añeja en vez de servirse caliente y en taza, va con hielos y a la licuadora. ¿Raro? No… distinto. Solo hay que animarse a probarlo una vez y van a entender de lo que les hablo. Yo, lo tomo todo el año. Queda muy frío, esponjoso, como aireado. Se hace en menos de 5 minutos y su sabor es increíble. Prueben y me cuentan… va la receta.

Para dos vasos grandes:

2 cdas de café instantáneo o 1/2 taza de café preparado fuerte

250 ml de leche entera fría (puede se descremada e inclusive deslactosada)

3 ctas de azúcar

4 cubos de hielo

1/4 cta de esencia de vainilla

Disolver el azúcar con un poco de café y leche o con el café preparado fuerte. Poner todo en la licuadora y licuar hasta que se obtengan pedacitos de hielo casi inexistentes.

Servir en vaso y consumir inmediatamente. Si se quiere, se puede espolvorear por encima con apenas cacao amargo o canela.

Comentarios