Tea tree, por Lau Almeida

Diseño sin título (62)

Podría decir que el aceite de tea tree o árbol de té marcó un antes y un después en mi vida (: Me raspo, corto, sangro: aceite de tea tree; dolor de garganta: aceite de tea tree; herpes: aceite de tea tree; encías que sangran: aceite de tea tree. Se lo pongo hasta a Cousteau, mi perro, cuando se lastima rascándose o mordiéndose. Soy su fan número 1 y la buena noticia es que es 100% natural.

El que yo consumo es de Just https://www.facebook.com/swissjuststore/ , pero hay de otras marcas.

El árbol de té, Melaleuca alternifolia; o Tea Tree, como se la conoce, es una planta autóctona de la costa oriental de Australia, de cuyas hojas se produce uno de los aceites esenciales más activos desde el punto de vista medicinal. Desde tiempos remotos, los aborígenes de ese continente utilizaban el Tea Tree para curar heridas abiertas, ulceraciones de la piel, irritaciones cutáneas y muchos otros padecimientos. Hoy sabemos que el aceite de Tea Tree se caracteriza por sus propiedades antisépticas, antivirales y micóticas. Adicionalmente, se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y analgésicas.

Los estudios sobre el Tea Tree en Occidente se iniciaron a partir de 1770, en los viajes de exploración por la costa sureste de Australia del célebre Capitán británico James Cook, quien observó la abundancia de una planta en forma de arbusto de hojas densas, pegajosas y aromáticas que, puestas en cocción, producían un sabroso té. Cook aprendió de los indígenas, las maravillosas propiedades del tea tree, al brindarles primeros auxilios a sus soldados como desinfectante, desinflamatorio, analgésico y cicatrizante. Desde entonces, el tea tree se ha utilizado extensamente para una variedad de temas relacionados con la piel ya que es muy efectivo y delicado a la vez.

De regreso en Inglaterra, Sir Joseph Banks, botánico que acompañaba la expedición, llevó muestras de estas hojas para ser estudiadas en detalle.  Sin embargo, las propiedades antisépticas del aceite de Tea Tree se comenzaron a identificar hace unos setenta años, y estableciendo gradualmente sus distintos usos.  Ya para 1930, se había determinado que el aceite de Tea Tree disolvía el pus de las infecciones dejando limpias las superficies de heridas infectadas sin irritar los tejidos aledaños sanos. También se comprobó que era muy efectivo en afecciones de la garganta y boca y que daba muy buenos resultados en el tratamiento de trastornos ginecológicos.

El aceite de Tea Tree llegó a ocupar un lugar tan prominente en la medicina de la época, que durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en un medicamento obligatorio en los equipos de primeros auxilios de las unidades del ejército y de la marina australianos. Sin embargo, con la aparición de los medicamentos sintéticos, como la penicilina, la demanda del aceite de Tea Tree comenzó a decrecer hasta ser reemplazado por completo por productos sintéticos menos efectivos fabricados en gran escala. No fue hasta los años ‘70 que resurgió la demanda de este producto con el renovado interés por los productos naturales.

La aplicación de este aceite en el tratamiento de numerosas afecciones humanas y de los animales ha ido ganando popularidad y aceptación en los últimos años en los Estados Unidos y Europa. Cada vez son más los facultativos de la escuela ortodoxa que recomiendan preparados elaborados a base de aceite de Tea Tree como substituyentes de medicamentos sintéticos.

La producción industrial del aceite de Tea Tree consiste en un proceso de destilación utilizando el tradicional método de vapor.  Una tonelada de cosecha, produce aproximadamente 10 litros de aceite etérico de Tea Tree en estado puro.

El aceite de Tea Tree es un recurso medicinal natural invaluable debido a sus numerosas aplicaciones y resultados comprobados. Posee un valor extraordinario para una amplia gama de tratamientos de primeros auxilios y constituye un medio expedito y efectivo que no debe faltar en el botiquín de ninguna persona.

Antes de comenzar un tratamiento con aceite de Tea Tree conviene colocar unas gotas de aceite puro en el dorso de la muñeca y observar si se desarrolla alguna reacción alérgica en la hora subsiguiente. No debe utilizarse puro sobre la piel del bebé, salvo en aquellos casos en los cuales se indique lo contrario.

Usos curativos y terapéuticos: 

·         Cabello: Cabello graso o reseco, caspa, cuero cabelludo irritado y con picazón.
·         Nariz, garganta y oído: Congestión nasal, sinusitis, ulceraciones nasales. Dolor de garganta. Dolor de oído.
·         Boca: Encías inflamadas, gingivitis, placa, mal aliento. Llagas y úlceras bucales. Dolores dentales. Labios paspados.
·         Pecho:   Enfisema, tos, congestión bronquial.
·         Piel: Cutis. Acné. Picaduras de mosquitos y otros insectos. Herpes. Piel reseca, erupciones, dermatitis, psoriasis. Ampollas.  Cortaduras. Heridas.  Abrasiones. Después de la afeitada. Eczemas. Urticaria. Ronchas. Forúnculos. Culebrilla. Tínea (micosis). Ulceras tropicales/varicosas. Verrugas. Quemaduras menores. Quemaduras de sol. Varicela.
·         Higiene Intima: Infecciones vaginales. Hemorroides. Micosis Vaginal. Cistitis.
·         Pies: Uñas encarnadas. Pie de atleta. Hongos debajo de las uñas. Mal olor. Callos. Verrugas plantares.
·         Cuidados relacionados con Bebés: Paspaduras. Costra láctea. Picaduras de insectos. Sarpullido.
·         Cuidado de Animales domésticos: Pulgas. Garrapatas. Erupciones en la piel.
·         En el Hogar: Como desinfectante para higienizar y aromatizar la casa. En el lavado de ropa personal y de cama
Formas de utilizar el aceite de Tea Tree: 
En el baño: Colocar de 8 a 10 gotas en la bañera llena de agua a una temperatura cómoda y tomar un baño de 10 minutos.
En forma de compresas: Colocar de 3 a 5 gotas de aceite de Tea Tree en un vaso de agua fría. Remojar un paño o compresa de algodón y aplicar sobre el área afectada.
Aplicación directa: Utilizar el aceite directamente del frasco, aplicándolo con la yema de los dedos.
Gárgaras / cuidado bucal: Diluir de 5 a 10 gotas de aceite de Tea Tree en un vaso de agua tibia y realizar buches o gárgaras.
Inhalaciones: Colocar hasta 8 gotas de aceite de Tea Tree sobre un pañuelo, un papel toalla o vaporizar sobre la almohada.  Para realizar vahos de Tea Tree, colocar 5 gotas en un bowl de agua muy caliente. Cubrir la cabeza con una toalla y respirar profundamente (con los ojos cerrados) durante 5 a 10 minutos.
Masajes: Antes de colocar el aceite de Tea Tree sobre la piel, el mismo debe mezclarse con un aceite vegetal (oliva, almendra) para facilitar su mejor esparcimiento.  Mezclar en la siguiente proporción: 7 a 8 gotas de aceite de Tea Tree en 1 cucharada de aceite vegetal.
Cuidado del Cabello: Preparar un shampoo de Tea Tree agregando entre 30 y 60 gotas en 100 ml. de shampoo de PH neutro, preferentemente de ingredientes naturales.
Baños de Asiento: Colocar de 8 a 10 gotas en agua tibia y realizar el baño de asiento o de pies.
Cuidados de la piel: Utilizar la crema de Tea Tree o aceite de Tea Tree en combinación con aceite vegetal para su mejor esparcimiento.  También puede utilizarse una solución de aceite de Tea Tree con agua destilada como tónico o mezclado con una crema humectante.
Vaporización: Agregar de 5 a 8 gotas de aceite de Tea Tree al agua de una lámpara a vela, un vaporizador, un difusor, o cualquier otra fuente de calor y vapor.
Espero sea para ti un gran hallazgo como lo fue para mi.
Comentarios