Lavanda, por Lau Almeida

Diseño sin título (41)

La lavanda es un arbusto de tallos leñosos, ramas de espigas alargadas y flores de color violeta que desprenden un aroma intenso y fresco, sobre todo en verano, cuando pega el sol. Esta planta es originaria no sólo de los países mediterráneos de Europa como Francia, sino también de África del Norte y desde siempre se ha utilizado la esencia de sus flores para la fabricación de lociones y perfumes. Para su uso medicinal se emplean las hojas de la planta.

Con la lavanda también se hace uno de los Aceites Esenciales más importantes, ya que se puede usar para limpiar y calmar quemaduras, leves cortes y otras irritaciones de la piel. Es un aceite versátil que tiene una fragancia refrescante y relajante. Tiene propiedades calmantes para la mente, el cuerpo y aporta equilibrio. La lavanda es utilizada hace mucho tiempo en aromaterapia como una inductora natural del sueño, ya que su aroma en el ambiente puede generar sensaciones tranquilizantes y relajantes para quienes lo respiran.

El Aceite Esencial de Lavanda tiene un aroma herbáceo, floral, fresco y dulce. Por ser el más versátil de todos los Aceites Esenciales naturales, cada hogar debería tenerlo. La lavanda es muy apreciada también para la belleza de la piel. Puede ser usado para calmar y limpiar cortes, moretones e irritaciones de la piel.

El científico francés René Gattefossé fue uno de los primeros en descubrir estas propiedades cuando fue gravemente quemado en una explosión de laboratorio…..

En 1910, el químico francés René Gattefossé que venía estudiando las propiedades medicinales de los aceites esenciales hacía muchos años, se quemó mientras trabajaba en su perfumería familiar. Tuvo la oportunidad de probar personalmente sus teorías innovadoras cuando una explosión en su laboratorio le causó una grave quemadura en su mano. Gattefossé sumergió su mano en un recipiente de líquido que tenía a mano y resultó ser aceite de lavanda puro que inmediatamente redujo la hinchazón y ayudó a acelerar el proceso de curación. Lo más impresionante fue que no le quedaron cicatrices.

¿Tenés dificultad para dormir? La lavanda es ideal para inducir el sueño ya que también es hipnótica. Además de disfrutar de su agradable aroma, podés lograr el bienestar de tu salud ya que es calmante y relajante. Se utiliza también para tratar el dolor, ya que la percepción de la intensidad del dolor pueden disminuir luego de un tratamiento terapéutico de lavanda. También resulta efectiva para el alivio temporal del dolor lumbar (:

La lavanda es un calmante natural para el sistema nervioso, actúa como analgésico, es un antibiótico efectivo, y tiene efectos antiespasmódicos, antisépticos, cicatrizantes, diuréticos, repelente de insectos, anti-migrañas, hipotensos, parasítico, sudoríficos, expectorantes y antirreumáticos; ayuda a controlar la pérdida de cabello, la ansiedad, el estrés, el dolor, las quemaduras, enfermedades de la piel, eczemas, acné, dolores de cabeza, agotamiento, y mucho más!

Por último destacar que no solo se emplea en aromaterapia, sino que también en cosméticos, medicinas, baños, inhalaciones, evaporadores, inciensos, masajes, compresas, y baños de asiento.

La lavanda es absolutamente recomendable para que tengas ¡a mano en tu botiquín! ?

Comentarios