La cocina, por None Fossati

Diseño sin título (16)

En la nota anterior vimos el diseño de un hotel, del que recientemente nos encargamos de la reforma. En esta oportunidad vamos a ver en detalle el proyecto que elaboramos para su cocina. Si, LA COCINA, con mayúscula, ya que no es solo uno de los lugares protagónicos en este hotel, también en todas las casas que adquiere más y más importancia, como si se tratara de una sala de estar.

Las cocinas de hoteles y restaurantes son, seguramente, las que más se analizan a la hora de proyectar y diseñar. En ellas hay que pensar todos los detalles porque el buen diseño hace que el trabajo se haga más sencillo, ayuda a la higiene y a elaborar con mayor rapidez las preparaciones. La cocina de este hotel no había tenido cambios durante más de 20 años, y si bien seguía en funcionamiento, le faltaba un cambio, y estar aggiornada, no solo a los nuevos usos, también a la nueva estética del hotel. La dueña hizo un repaso de las tareas que allí se realizan, como cafe y tostadas para 150 personas, lavado y guardado de todo lo que implica el desayuno. Pero también la importancia de los almuerzos de todos los operarios en la cocina, ella incluida. Como una familia que por los mediodías descansa y comparte el momento de la comida. Eso es importante porque el diseño también fue pensado para este momento, para que pudieran disfrutar del espacio. Por eso la isla ubicada en el centro, se complemento con taburetes metálicos, y pueden almorzar cómodamente hasta ocho personas.

En todos los proyectos de decoración la premisa inicial es la misma: la máxima funcionalidad y lograr un atractivo visual que invite a quedarse. En este caso el inicio del proyecto se vio marcado por seguir las tendencias internacionales en estos espacios, y por adaptarla a los requerimientos concretos del hotel y su dueña.

Tips del diseño de esta cocina. Las puertas de los muebles bajo mesada fueron remplazadas por grandes cajones que facilitan el guardado de ollas, utensilios, y hacen más fácil saber qué hay en cada lugar. Se pueden sacar y guardar con mayor comodidad y la limpieza también es más fácil.

Otro tip es tratar de incorporar en la medida que lo posibilite el espacio, una isla central, no solo es más cómoda para elaborar las comidas sin tener que estar de frente a una pared. También sirve para la reunión e invita a cocinar y reunirse con amigos en torno a ella. La mesada en el centro de la cocina le da un marco de integración entre el anfitrión y sus invitados.

En este caso la isla contrasta con todos los tonos de la cocina y se realizó en madera maciza para crear contraste y aportar calidez. Las banquetas que la rodean son un modelo muy visto últimamente (bueno, bonito y barato) son las tolix metálicas, apilables, livianas y fáciles de limpiar y, lo más importante, con respaldo para que estén todos cómodos.

Por último, es fundamental darle mucha importancia a la iluminación. Por un lado las luminarias decorativas, y por otro las funcionales, logrando un mix armónico. Sobre la mesada se eligieron las de mimbre que combinan bien con el color de la madera. La iluminación también es clave para ver con claridad lo que se está cocinando y a la vez ayuda a dejar la cocina impecable una vez finalizada la producción, es por eso que se recomienda colocar tubos de luces arriba de todas las mesadas.

Con respecto a la limpieza, es fundamental que las superficies sean fáciles de limpiar. Materiales como el silestone y otros análogos reúnen ambas condiciones, son muy atractivos, resistentes y fáciles de mantener.

Lo mismo sucede con los azulejos (el archiconocido tile de los subtes neoyorquinos que volvió para quedarse) son blancos y brillantes para que sea fácil percibir su pulcritud y ademas dan amplitud visual.

En la cocina se trabajó mucho sobre los remates visuales, aquellos lugares claves donde se mira al entrar, o al sentarse a disfrutar el espacio. Al fondo se colocó un patrón de un cuadro en blanco y negro de una cafetera antigua.

Funcional, atractivo y amigable son algunas de las palabras que siempre están en mis reuniones a la hora de armar un proyecto y recomiendo a mis clientes tener estos conceptos en cuenta.

Comentarios