Look bronceado ven a mí, por Consi Nicola

Diseño sin título (17)

Se viene el verano y no hay nada mejor que acentuar nuestro bronceado. Algo que odiamos todas es cuando estamos quemadas, nos maquillamos y quedamos más blancas de lo que estamos. Acá les dejo algunos tips para favorecer a su look bronceado o crear uno.

Lo primero, si ya tenés un tono bronceado, es hidratar la piel. Si sos de tomar sol seguido lo mejor es usar protector solar para evitar que te lastimes (tema repetitivo pero cierto), lograr un tono bronceado (no colorado) y evitar pelarte. Intentá humectarte la piel siempre después de tomar sol o todos los días después de bañarte para que el bronceado dure más y la piel tenga un look saludable.

En verano lo mejor es usar bases livianas. Si ya estás quemada lo que querés es unificar el tono y disimular algunas imperfecciones, pero no tapar todo y quedar mascarita. Lo lindo del verano son las pecas que nos aparecen a la mayoría y que dan la sensación de que estas quemada. Utilizando una base liviana o mezclando tu base con una crema hidratante, un serum o un tónico ya lo conseguís. Es importante también que al aplicar la base no dejes una capa gruesa sino que la trabajes lo mas fina posible.

Si te pasa como a mí que la cara no se broncea del mismo tono que otras partes del cuerpo, siempre podes unificar el tono eligiendo un tono de base que mejor se asemeje al resto del bronceado. Eso sí, ¡que sea lo más natural! No te pintes de chocolate porque va a quedar muy obvio.

A muchas chicas les pasa que el cuello les queda blanco por la forma de tomar sol. Cuando se maquillen tengan en cuenta esto y maquillen con color la zona del cuello que está más clara. Lo pueden hacer con base o con polvo. Si van a usar ropa con cuello como camisas o camperas es mejor que opten por los polvos porque así se manchan menos la ropa.

Las pieles de verano me gusta que queden jugosas y frescas por eso utilizo productos que le den luz como tónicos de vitamina C, bases livianas y poco polvo. Pero se que el polvo bronceante es el mejor amigo de todas entonces vamos a aprender a aplicarlo para recrear un look bronceado.

Si a alguna le gusta usar únicamente polvo también pueden hacerlo. Aunque siempre tengan la piel hidratada para no quedar con efecto acartonado por tanto polvo.

La idea es ir dándole forma al rostro con el polvo bronceante (oscuro) y como queremos recrear un look “acabo de tomar sol” tenemos que aplicarlo en la zonas donde normalmente nos bronceamos. Estas son los pómulos, la frente (pegado a la raíz del pelo), el puente de la nariz y el mentón. La idea es aplicar el polvo de la forma más suave posible, que no se note que nos pusimos polvo, sino que parezca que el color es nuestro. La mejor forma es cargar poco producto y esfumar con la brocha en 3 direcciones diferentes en la misma zona. Primero aplico en dirección diagonal, luego horizontal y por último vertical así vamos difuminando los bordes de donde aplico el producto y parece que el color es nuestro.

Por último para lograr el efecto 100% real debemos ponernos un poco de colorete o rubor en la mejillas que le dan el toque de color al look. Esto lo hacemos también de una manera sutil y bien difuminada para que no quede como una mancha de color.

Por último para completar el look maquillamos los labios con tonos de nuestro color natural o con un poco de brillo o hidratantes (para dar sensación de que están sanos), maquillamos las pestañas de la raíz a las puntas para darle marco al ojo ¡y estamos prontas!

 

 

Comentarios