Gingerbread cookies – Clásico navideño, por Mery Bernardi

Diseño sin título (12)

Para todos los que amamos la navidad, el concepto de hornear y cocinar casero está impregnado en estas festividades. Preparar comida para la llegada del gran día ayuda a bajar la ansiedad y disfrutar el proceso… hacerlo más largo y ser conscientes de que cada vez falta menos. Una de las cosas que se hace en mi casa es poner un calendario de adviento. Viene a ser como una cuenta para atrás desde el 1 de diciembre al 24, y día a día vamos descubriendo pequeños regalos o mensajes en cada una de las bolsas que representa a cada uno de los días de espera. Son ideales para los niños ya que los prepara con paciencia y amor para la navidad. Ayuda a valorar cada uno de los días previos y por lo tanto, el proceso en su totalidad.

Otra forma de esperar la navidad es hornear galletas de jengibre. Un clásico de tiempos remotos.

Esta receta es hiper práctica ya que se hace en un abrir y cerrar de ojos en procesadora. Luego se enfría la masa, se estira, se corta y se hornea. Seguí el paso a paso y entretén a todos los niños de la casa. Por encima, un glaseado facilísimo para poner en mangas y jugar de lo lindo a decorar estas galletas.

Gingerbread cookies (galletas de jengibre)

1/4 taza de aceite neutro

1/2 taza de azúcar rubio

1 1/4 tazas de harina 0000

1 cta de Polvo de hornear

1 cta de canela en polvo

2 ctas de jengibre seco molido

1 cda de esencia de vainilla

1 cda de miel

1 huevo

En una procesadora grande y potente, procesar la harina con la manteca realizando un sablage. Cuando quede un arenado, incorporar el azúcar, las especies, la vainilla y por último el huevo. Procesar hasta que se forme una masa que se despegue de las paredes.

Tomar la masa y hacer un bollo, envolverla en film, aplastar un poco con las manos y llevar a la heladera por 1 hora.

Estirar en mesada con apenas harina y palote. Aprox, de 3 mm de espesor.

Pasar el cortante que seleccionemos por harina y cortar formitas.

Pasar las galletas con extremo cuidado a una placa para horno forrada con papel manteca.

Hornear a 180•C por 12 mins aprox, hasta que estén apenas doradas por debajo. Retirar del horno y dejar que enfríen antes de despegar del papel manteca. De lo contrario, se pueden romper.

Decorar con glaseado real.

Glaseado real

3 tazas de azúcar impalpable

2 claras de huevo

2 cdas de jugo de limón

Colorante en gel

Colocar las claras en un bowl y comenzar a batir con batidor eléctrico. Cuando espume, agregar el jugo de limón y luego, sin dejar de batir, el azúcar impalpable de a 1 cda a la vez. Debe quedar de consistencia pastosa. Si se quiere, dividir la pasta en distintos bowls más pequeñis y agregar  colorantes en gel. Si se quiere aligerar la pasta, agregar de a 1 cta de agua e ir probando.

Colocar el gaseado en mangas descartables pequeñas y decorar a gusto sobre las galletas.

Se pueden conservar en frascos herméticos por varios días.

¡Un regalo hermoso para hacer en estas fiestas!

Comentarios