Me voy de mi casa – Primera Parte, por Belu Mare

Diseño sin título (15)

Me voy de casa. Así como dice el título. Llego ese día que pensé que iba a demorar en llegar.

¿Ustedes lo vivieron? ¿Cómo fue esa vez?

Nunca fui una persona que pensaba en irse de la casa de sus papas. Cómo esas personas que siempre desean desde chicos irse. Ni cerca. Siempre viví y estuve muy cómoda en casa de mis padres. Nunca me faltó ni me falta nada. Siempre tuve mi privacidad, pude hacer todo lo que quería. Es una casa grande además y cada uno tiene su espacio. Encima todos están en la suya y nos llevamos muy bien. A mis papás siempre les conté todo y eso también estableció muy buen vínculo.

Pero en enero conocí a alguien. Me enamoré. Hoy en día estoy con esa persona. Ella. Florencia. Y estoy en mi mejor momento. Me hizo sentir como nunca me había sentido. Estoy hablando de que tengo 28 años y jamás se me había ocurrido mudarme, ni sola ni con alguien. Pero con ella no lo dudé ni un segundo. Es más, se dio de forma natural y sola. Con ella quiero hacer todo y armar la casa, mi primer casa de cero es importante. Pero otro artículo completo se lo dedicare a ella para que la conozcan un poco más.

Volviendo al tema, que loco y nervios todo. Es hermoso empezar a comprar cosas, de a poco claro. Tratar de ver que hago con mi trabajo zafral, porque no tengo sueldo mes a mes. Pero no me asusta nada, al revés, tengo más ganas que nunca. ¡Más ganas aún que cuando tenía todo! Bah, pensaba que tenía todo. Chester se tiene que mudar conmigo también y para el es un cambio. Va a pasar un tiempo para que entienda y sepa que esa es su nueva casa. Otra cosa. Otro barrio. Vamos a tener que encontrar nuevos amigos perrunos, nuevos vecinos que pasean a sus perros al mismo tiempo que yo.

En mi casa actual, tengo mi grupo de gente que salgo a pasear a los perritos todos los días. Salgo y saludo a todos los porteros, saludo a los que cuidan la plaza y duermen en ella, saludo a todos los del súper y almacén que hay por acá. Tengo mis cosas ya que desde que nací casi que vivo acá.

No soy una persona que tenga miedo ni problema en desprenderse de las cosas. Soy casera y rutinaria pero esto es diferente. Esto es un cambio premeditado, un cambio con ganas y de avanzar.

Mucho más no les puedo contar porque estoy en proceso de todo. Todavía no compre las cosas pero cuando empiece con toda esa tapa escribiré al respecto. Y también les escribiré cuando empiece la convivencia. Así les voy contando y compartir todas las emociones del momento.

En fin, acepto todo tipo de consejo, lugares y cosas que sumen para la compra, decoración y los que se les ocurra. Comparto todo y no podía dejar de compartir esto con ustedes. Así como les doy consejos, ¡también me gusta recibirlos!

Nos vemos en breves.

Comentarios