La alimentación saludable, ¿se toma vacaciones?

Sin título9-1

Durante las vacaciones, muchos modificamos nuestros hábitos de alimentación, justificando con que es momento para despegarse de la rutina, descansar y no tener horarios… Pero la alimentación saludable no tiene porqué quedarse en casa, podemos disfrutar de unas buenas vacaciones sin descuidar lo que comemos.

Comparto con ustedes 10 recomendaciones para poner en práctica:

1- No omitir comidas: realizar las 4 comidas principales y alguna colación nos permite regular mejor el apetito y evitar sobre ingestas, asociadas a haber pasado varias horas sin consumir alimentos.

2- Consumir alimentos frescos y preparaciones livianas nos va a permitir disfrutar mejor de las actividades programadas y sobrellevar mejor el calor. Evitar frituras, salsas y aderezos con grasas y condimentos fuertes, exceso de bebidas alcohólicas.

3-Mantenerse hidratado: la mejor opción es el agua mineral, animate a probar las aguas saborizadas caseras o infusiones frías.

4- Incluir frutas y verduras frescas. Son un snack saludable y refrescante, nos ayudan a no excedernos en las calorías que consumimos. Aportan fibra, vitaminas y minerales y contribuyen a la hidratación de nuestro cuerpo. Las de estación son las mejores, ya que están en su mejor momento. Si vas a un lugar nuevo,  proba las típicas del lugar, no te vas a arrepentir!

5- Si vas a la playa, aprovecha para aumentar tu consumo de pescados y mariscos.

6- Date un gusto, disfruta un postre diferente. La clave está en la moderación: controlar el tamaño de la porción y la cantidad de veces que los consumimos. Si es muy grande, se puede optar por compartirlo.

7- Cuidar la higiene de los alimentos: son el hábitat ideal para bacterias, hongos y virus. Recomiendo lavar y desinfectar adecuadamente todo aquel alimento que vaya a consumirse crudo, así como mantener la cadena de frío y un buen lavado de manos a la hora de manipular y consumir los alimentos.

8- Realizar actividades al aire libre. Busca alternativas para “desenchufarte”, dejá de lado las pantallas, interactúa con las personas en vivo y en directo. Salir a caminar, andar en bicicleta, nadar… nos ayuda a quemar calorías.

9- En los restaurantes dile no a la panera, a los aderezos calóricos y al agregado se sal. Elegí platos de preparación simple como grillados, a la parrilla, a la plancha, hervidos, al vapor, vegetales frescos, entre otros. Presta atención a nombres clave que indiquen calorías extra como “a la crema”, “gratinados”, “con salsa blanca”, “empanados”, etc.

10- Planificar el menú y organizar las compras es fundamental para no caer en opciones poco saludables de último momento.

¡Buenas vacaciones!

Soledad Mangieri

Lic. en Nutrición

Comentarios