Consejos para mantener la piel saludable durante el verano

sd

Llega el verano y se vuelve fundamental reparar en cómo mantener nuestra piel saludable en estos meses. El calor deshidrata más rápido la epidermis, lo que nos vuelve más sensibles a determinadas infecciones.

Como bien sabemos, más allá de que el sol nos de un bello tono de piel, es uno de los mayores riesgos a los que nos enfrentamos diariamente en esta época. Manchas, sequedad, zarpullidos y quemaduras son de las consecuencias más comunes.

Para conseguir un cuidado saludable de nuestra piel durante el verano, podemos seguir estos consejos:

1. Mantener la piel limpia

En esta época, lo recomendable es que utilicemos para la limpieza dela piel productos suaves que no alteren su manto ácido, que no sean extremadamente perfumados y que tampoco generen irritación; siempre y cuando ayuden a eliminar la grasa y la suciedad naturalmente aucumlada en el correr del día. Es preferible utilizar elementos que no raspen ni lastimen nuestra epidermis.

2. Hidratación continua

Tanto las cremas como los aceites hidratantes ayudan a recuperar la humedad que se pierde, sobre todo si sufrimos resequedad en la piel. Lo importante es que contenga propiedades hidratantes y emolientes, lo que nos permite recuperar el agua que se pierde naturalmente por las altas temperaturas a las que nos exponemos. Y, por supuesto, ¡beber siempre mucha agua!

3. Cuidados en la alimentación

Durante el verano, es prefible priorizar el cosumo de frutas y verduras, ya que son alimentos altamente ricos en vitaminas antioxidantes (como la A, C y E). La vitamina E, más específicamente, es una de las más importantes para el cuidado de la piel, debido a que es la que se encarga de prevenir la degeneración celular y contribuye al aumento del flujo sanguíneo de la piel. Podemos encontrarla en aceites, frutos secos, pescados, frutos de mar, y en ciertos vegetales, como espinaca, espárragos, tomate o zanahoria.

4. Protección solar

Fundamental: elegir un filtro solar que se adcúe a nuestro tipo de piel. En general, se recomienda como mínimo usar un protector con 15 de FPS y repetir su aplicación cada 2 horas.

5. Exposición al sol

Lo convienente es reducir al mínimo la exposición al sol en las horas centrales del día. Podemos proponernos disfrutar de estar al sol por la mañana, hasta las 12 del mediodía. Y por la tarde, luego de las 16 hs.


Comentarios