HORTENSIAS, POR INES RIAL

Diseño sin título-16
Otro clásico de la temporada estival, son las hortensias. Plantas con una imponente y prolongada floración que comienza en primavera y va hasta principios del otoño. En texto les cuento algunos consejos para su cultivo.
Las hortensias (Hydrangea macrophylla) son plantas arbustivas de follaje caduco, originarias de Asia. Tienen grandes hojas dentadas y flores pequeñas reunidas en grandes pompones llamados corimbos, de diferentes colores, entre ellos el blanco, rosado y celeste. El color de las flores va a depender de la acidez del suelo donde las cultivemos, de esta manera, un suelo ácido produce flores celestes, mientras un suelo alcalino, flores rosadas. Las flores blancas no cambian el color de acuerdo a esa acidez.
Esta planta puede cultivarse tanto en tierra como en macetas, adornando terrazas, balcones, jardineras, canteros, etc.
Si queremos tener nuestras hortensias en casa debemos tener en cuenta algunos requisitos para su cultivo.
En primer lugar, ésta es una planta que no tolera el sol directo, debemos brindar un lugar de sombra o semisombra pero bien iluminado y con buena circulación de aire.
A la hora de pensar un lugar para su cultivo también debemos considerar tener cierto espacio para que la planta se desarrolle, debemos dejar aproximadamente un metro de distancia entre otras plantas.
Otro tema a tener en cuenta es el riego, Hydrangea significa “bebedora de agua“ lo que significa que es una planta que requiere mucha agua, por lo que deberemos regarla en forma abundante y frecuente, evitando mojar las flores y controlando que la tierra esté siempre húmeda.
También debemos tener en cuenta retirar las flores marchitas para que la planta no pierda energía y siga floreciendo con fuerza.
Si bien la hortensia no tiene buena reputación entre los supersticiosos, es una planta con una flor hermosa, decorativa y perdurable.
Foto sacada por: Inés Rial
Comentarios