Grabar mi piel 🧡, por Lau Almeida

Diseño sin título-95
Aproveché semana de turismo para cruzar el charco y darme un gustito que tenía hace tiempo latiendo en mi corazón: tatuarme las manos ✨ Cuando tenía alrededor de 8 años, pasando un verano en mi tierrita ecuatoriana me vino el impulso de tatuarme una iguana que subiera por mi mano derecha y me envolviera el dedo índice. Mis padres claramente pusieron el grito en el cielo y trataron de convencerme que era un locura diciéndome que mi sueño se iba a ver frustrado ya que las manos de un médico están muy expuestas y a la gente le iba a chocar verme con ese tatuaje.
Paréntesis a la historia del tatuaje, reflexiono la importancia de la opinión de los padres para con los hijos, lo influyente que son y el poder que las palabras tienen en todas nuestras relaciones.
Hoy, con 32 años siendo diseñadora, comunicadora, estudiante de astrología, caminante del camino espiritual indígena y tejedora de la vida, me decidí a materializar esa visión que tuve 24 años atrás…….
Llegué al estudio dónde tatúa la mágica gabba salinas en el barrio de palermo soho y nos pusimos manos a la obra✊🏽 Previamente yo le había pasado un boceto por mail de mis manos con los símbolos seleccionados y sus respectivas ubicaciones. Ella en base a lo recibido le agregó su toque personal y me daba la bienvenida con unos bocetos hechos en digital. Charlando juntas le manifesté algunos mínimos cambios que quería hacer y terminamos de definir algunos símbolos y cambiar de lugar otros 🌙  La segunda etapa consistió en imprimir y definir los tamaños de cada una de las mínimas partes del tatuaje para finalmente transferir los bocetos a la piel y comenzar a tatuar. Llegado este momento ya eran las 19 hs y estábamos desde las 13:30 hs extasiadas haciendo todos los preparativos. Las muñecas y manos me las tatuó con máquina y los dedos con la técnica handpoked que es a mano, punto por punto como se hacía antiguamente y el beneficio, si bien es un proceso muy lento, es que no se borra como los dedos hechos con máquina.
Yo lo viví como una ceremonia, un ritual iniciático, un nuevo comienzo, el festejo, la celebración de esta nueva etapa en mi vida 🙌🏽  Entre charlas de astrología y de la vida misma trabajamos 10 horas, hombro a hombro, para crear esta hermosa obra de arte 🧡
Inmortalizar en la piel lo que es importante para mí. Mi cuerpo, mi templo, mi mapa de los ciclos vividos ✨ Gracias por cada vivencia, por cada aprendizaje que me hizo llegar hasta acá y ser la mujer que soy 🙏🏽 Hoy sé que mis manos sanan aunque no sea médica de la universidad como en mi infancia confundí querer ser 🙌🏽
Comentarios