EL VERANO Y EL IBIRAPITÁ, POR INES RIAL

Diseño sin título-40
En verano existen algunos árboles que se destacan por su floración, el Ibirapitá o Árbol de Artigas (Peltophorum dubium) es uno de ellos. Este árbol nativo de nuestro país se encuentra en su momento de esplendor con sus flores amarillas adornando nuestros parques.
El Ibirapitá es uno de los árboles mas grandes que existen en nuestra flora indígena, pudiendo alcanzar los 25 metros de altura. Su follaje es caduco, con hojas compuestas bipinnadas, sus flores aparecen en verano en inflorescencias amarillas adornando principalmente la copa del árbol.  Su fruto es una legumbre que aparece en otoño.
Ibirapitá, uno de sus nombres comunes, proviene del idioma Guaraní y significa “gran árbol de madera rojiza“.
Otro nombre por el que se lo conoce en nuestro país es Arbol de Artigas, en homenaje a nuestro prócer, y es por eso que se planta en las escuelas de nuestro país.
Si queremos tener un Ibirapitá que nos regale sombra y flores amarillas, debemos tener en cuenta ubicarlo a pleno sol, con suelo húmedo y bien drenado y tener cuidado porque es sensible a las heladas y a los vientos fuertes.
También debemos tener en cuenta que es un árbol de gran porte por lo que precisaremos contar con el lugar para que logre desarrollarse sin problemas.
Les recomiendo prestar atención a este árbol tan ornamental, hasta marzo nos regala sus flores.
Foto sacada por: Inés Rial
Comentarios