EL REY DEL OTOÑO. EL LIQUIDAMBAR, por Inés Rial

29

Ahora si. El otoño está entre nosotros. Las temperaturas demoraron en bajar pero por fin se empezó a sentir el aire fresco, los días son mas cortos, y por supuesto, los árboles están preparándose para la época de reposo cambiando de color y perdiendo sus hojas, transformando los paisajes en un espectáculo de colores.

Son varias las especies de árboles con otoñadas interesantes, el fresno (fraxinus pennsylvanica) es el primero en cambiar de color a amarillo,  el ciprés calvo (taxodium distichum) toma un color entre ocre rojo y marrón que me encanta, el acer palmatum (Acer palmatum) se transforma en un árbol rojo impresionante, el gynko (Gynko biloba) tiene una otoñada amarilla preciosa, los robles (quercus robur, quercus palustris, etc) también transforman los colores de sus hojas de forma muy linda,  pero el que a mi entender se destaca y se lleva el título de rey del otoño, es el liquidambar (Liquidambar styraciflua).

Este árbol de follaje caduco se destaca en otoño por el color espectacular que toman sus hojas, pudiendo ir de amarillos, naranjas, rojos y bordeaux. Cabe aclarar que no todos otoñan con los mismos tonos, es por esto que si se quiere adquirir un ejemplar jóven, lo ideal es hacerlo en esta época del año, de esta manera podemos saber exactamente de que color es su otoñada y elegir la que nos guste más. Yo planté  uno hace tres años y lo elegí porque tenía todas sus hojas de un color rojo intenso, por suerte estaba haciendo un curso de jardinería en donde me dieron este consejo que me sirvió muchísimo, y ahi está mi liquidambar, tornándose todo rojo por tercera vez.

Las hojas de este árbol tan ornamental son palmatilobadas, con una floración pequeña que aparece en primavera pasando casi desapercibida, pero sus frutos son muy característicos, su forma es esférica con púas y con el tiempo se ponen marrones.

A la hora de plantarlo debemos tener en cuenta que es un árbol que va a crecer, puede alcanzar los 20 metros, por lo que debemos contar con suficiente espacio. También tenemos que tener en cuenta que su crecimiento en los primeros años va a ser lento, así que paciencia, vale la pena.

Esta época es ideal para disfrutar del aire mas fresco, abrigarnos y salir a caminar, observar como se pintan los paisajes y aprovechar este regalo que nos da la naturaleza.

📸 Foto sacada por Inés Rial

Comentarios