EL MOMENTO DE LA MAGNOLIA, por Ines Rial

Diseño sin título (35)

Este es el momento de la Magnolia (Magnolia liliflora). Cada vez que encuentro una en un jardín me maravillo, me quedo admirándola incrédula de ver tanta belleza. Es que sus grandes flores rosadas y espectaculares aparecen sin hojas llenando de luz cualquier espacio y diciéndonos en secreto lo que sabemos que está por venir, la que considero la época mas linda del año, la primavera.

La Magnolia es una planta de porte arbustivo originario de Asia. Esta puede alcanzar hasta tres metros de altura y tiene follaje caduco, con hojas grandes de color verde intenso que caen en el período otoño invierno.
Lo mas llamativo de este arbusto también llamado Magnolia Tulipán, es su floración. La misma se da a fines de invierno, principio de primavera, con flores grandes en tonos rosados, erguidas, apareciendo antes que sus hojas lo que las hace destacarse aun más.

Para cultivar esta belleza hay que tener en cuenta algunos puntos, pero es muy sencillo. Debemos ubicarla idealmente en un lugar a media sombra, pero también puede ser con sol directo. Debemos saber que no tolera suelos pesados, precisa buen drenaje, aporte de materia orgánica, y que le gusta un poco de acidez en el suelo.
En cuanto al riego, debemos hacerlo dos o tres veces por semana, dando bastante agua y evitando que se encharque. Si deseamos podarla, debemos hacerlo luego de la floración, aunque no se realizan podas drásticas, mas bien de limpieza de ramas secas, entrecruzadas o de formación.

Esta especie tan ornamental es ideal para jardines pequeños y hasta para cultivar en maceta, dando un destaque importante en esta época del año. La misma tiene distintas variedades, la de la foto es la Magnolia liliflora “Nigra” con flores de un rosado mas oscuro, una belleza digna de admirar.

Comentarios