El Kaki… tesoro uruguayo, por Mery Bernardi

kaki

Por si no lo saben, hace más de 10 años que tenemos plantaciones de kaki nativas. Esta fruta tan particular, ha comenzado a crecer en popularidad de un tiempo a esta parte pero todavía, genera desconfianza entre quienes la miran. A muchos les pasa que cuando la ven, no sabe si es un tomate o una fruta extraña. Y al momento de decidir, optan por lo ya conocido. Pero, ¡en hora buena! La temporada del kaki es de mayo a setiembre. Fruta de invierno. Así que aprovechemos este fruto cuando la estacionalidad lo habilite. Podemos encontrarla en ferias, almacenes de barrio y supermercados.

Su sabor me recuerda un poco al membrillo y otro poco a la palta. Pero a una palta dulce. Es suave, delicada. De forma redondeada con una cáscara brillante y lisa. Basta con abrirlo al medio como una naranja y extraer su pulpa. Cuando lo cortamos, aparece el dibujo de una estrella, o un sol (depende del intérprete que lo mire) De color anaranjado/rojizo según el grado de maduración, también se puede pelar y comer cual manzana. Es versátil por su textura y resiste varios tipos de usos/cocciones.

Esta tendencia que esta invadiendo los hogares uruguayos no es casualidad ni moda pasajera; una de las explicaciones son las propiedades y los beneficios que abarca el kaki. Su alto contenido en vitamina A, B, E y C, fibra, minerales y fenoles la convierten en un excelente antioxidante capaz de disminuir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas y cardiovasculares, prevenir el cáncer y retardar el envejecimiento.

El kaki tiene un poder antioxidante muy elevado. De ahí que su nombre científico sea “Diospyros” que significa, nada más y nada menos que, alimento de los dioses. Y no es extraño que también sea conocida como la fruta de la eterna juventud.

Se pueden hacer muchísimas recetas con este fruto. Lo mejor es conseguirlo algo firme y conservarlo en la heladera por aproximadamente dos semanas. Si queremos que madure rápidamente lo dejaremos fuera de la misma.

Por más info sobre el Kaki: www.frutisur.com.uy o en instagram: @persimmonkakiuy

Usos posibles: fresca, chutney, mousses, jaleas, budines, muffins, tartas. Es decir, infinidad de posibles usos, solo tenemos que dejar volar nuestra imaginación y ponernos creativos. Acá les dejo la receta del budín a ver si se animan (receta de Adhemar Martínez)

Budín de Kaki

4 kakis sin piel

170 g de harina

2 ctas de polvo de hornear

150 gr de azúcar impalpable

Cascara de 1 limón rallada

3 huevos

1 pizca de sal

70 ml de aceite de oliva

Batir los huevos en un bowl hasta que queden pálidos. Agregar el azúcar, la harina y la ralladura de limón. Agregar la sal, el aceite de oliva y verter la preparación en una budinera enmantecada y enharinada. Añadir los kakis pelados y cortados en láminas no muy finas. Hornear en horno precalentado a 180•C por aprox 35 minutos. Si se quiere, espolvorear con canela en polvo y azúcar impalpable antes de hornear.

Comentarios